miércoles, 19 de abril de 2017

Pollo al pimentón ton ton.


Estoy perezoso, me estoy haciendo mayor y además hay mucho usurpador que se apropia del contenido de lo que otros hacemos, para lucrarse con publicidad que nosotros no ponemos. 

Aunque por esos motivos apenas me apetece publicar nada, hoy voy a hacer una excepción, porque mis vecinos con hambre lo están pasando mal y de paso, voy al mercado y veo a mi pollera, que dice tiene las mejores pechugas del mundo, aunque en está ocasión me incliné más por los contra muslos, que también los tiene buenos.

Me imagino que ya todos os habréis dado cuenta que se trata de una receta con pollo, porque sin pollo esta preparación no sería posible.

    
Pollo al pimentón ton ton.

Ingredientes:
  • 1 kg. de contramuslos de pollo sin piel y con hueso
  • 2 cebollas grandes
  • 1 pimiento rojo
  • 2 cucharadas de harina
  • 3 cucharadas de pimentón (se puede mezclar algo de picante)
  • Medio litro de caldo de pollo.
  • 2 hojas de laurel, aceite, sal, pimienta y 2 cucharadas de zumo de limón.

Elaboración:

1).- En una sartén con un poco de aceite, sellamos los contramuslos de pollo, previamente salpimentados, y reservamos.


2).- Cortamos en juliana las cebollas y el pimiento, salpimentamos y salteamos en la misma sartén.


3).- Cuando veamos que la cebolla está transparente, espolvoreamos la harina sobre las verduras, a continuación el pimentón y una vez impregnadas bien las verduras (1/2 minutos), añadimos el caldo de pollo y cuando empiece a hervir incorporamos el pollo que teníamos reservado, las 2 hojas de laurel y dejamos que se vaya haciendo suavemente durante unos 30 minutos.


4).- Pasado este tiempo, sacamos de nuevo el pollo, trituramos la salsa, le añadimos las cucharadas del zumo de limón y volvemos a echar el pollo.


5).- Dejamos todo junto unos 2 minutos más al fuego y servimos espolvoreando un poco de perejil.


Este plato yo lo he acompañado con arroz, pero la guarnición puede ser la que os guste más.   

lunes, 6 de febrero de 2017

Arroz con callos a la madrileña


Como en esto de los arroces no soy un experto, me puse en contacto con mi amigo Paco del blog PAU&VELL arrocero mayor de blogger y mejor persona, y él me sugirió una receta que bien podría ser una buena elaboración con tintes madrileños.

La idea era hacer un arroz a la madrileña, pero esa receta ya existía con ingredientes del famoso cocido madrileño. Entonces decidimos que también se podría hacer un arroz con callos a la madrileña y, con la ayuda de Paco, elaboré esta receta que hoy voy a publicar.

Paco, no he podido seguir tu receta al pie de la letra, pues he tenido que modificar las cantidades, ya que la hice solo para mi mujer y para mí. De todas maneras, estoy muy contento del resultado, aunque considero que aún se puede mejorar el punto del arroz.


Arroz con callos 


Ingredientes ( para 2 personas):

  • 200 gr. de arroz
  • Agua, dos medidas y media que de arroz
  • 1 bote de callos (suelen tener unos 350 gr.)
  • 2 ñoras
  • 200 gr. de tomates triturados
  • 4 dientes de ajo
  • aceite, sal y pimienta

Elaboración:

1).- En una sartén ponemos el aceite y cuando esté a punto de tomar la temperatura, le añadimos los ajos a trozos y las dos ñoras también troceadas.

2).- Una vez fritos( no hay que sacarlo totalmente frito) los reservamos.

3).- En la misma sartén, freímos el tomate a fuego muy lento y mientras se fríe el tomate, trituramos las ñoras y los ajos, a los que habremos añadido un poquito de agua.

4).- Cuándo el tomate esté frito le añadimos lo que hemos triturado y le damos unas vueltas con un espátula de madera.

5).- Ahora, ponemos la paella al fuego e incorporamos el contenido de la satén, añadimos el agua y cuando veamos que empieza a hervir, echamos el arroz y a continuación los callos.

6).- Mientras haya agua en la paella, movemos suavemente el arroz y dejamos cocer unos 18/20 minutos.

Gracias Paco por todo y a los demás os animo a hacerlo pues el resultado es muy bueno.

martes, 1 de diciembre de 2015

Pincho de arenque



- !Buenos días Carolina! (Carolina es una de mis vecinas)
- Hola que tal estás
- Pues hoy me he levantado con un dolor de cabeza gordo
- Ya, es que con esa cabeza, no me extraña. 
  Voy a comprar al mercado; ¿quieres que te traiga algo?
- Si, si puedes, tráeme unas aspirinas

Yo ya sabía que Carolina era un poco dura de oído, pero cual no sería mi sorpresa que, cuando llegó, en vez de aspirinas me traía sardinas.

Aunque para mis adentros dije: "¡joder que putada!" ¿y ahora que hago yo con esto?, la verdad es que, por ser prudente, le di la gracias por el recado y después me acordé de la sorda y de toda su familia.

El caso es que sin yo querer, me encontré con unas cuantas sardinas de esas saladas, de las de cubo, y con pocas ganas de pensar que es lo que hacía, por lo del dolor de cabeza que tenía.

Así que como no me quedaba otra, me puse a limpiar las sardinas, a quitarle las espinas y a dejarlas como una patena. Vamos!, como para hacer un pincho de lujo.
                        
          ¡¡¡CAROLINAAA!!! me huele la mano a sardinaaa.

Pincho de Sardina arenque

Ingredientes:

  • 6 sardinas de cubo (para doce lomos)
  • leche
  • Pan en rebanadas
  • aceite, ajo y perejil 

Elaboración:

1).- Limpiamos de escamas y espinas las sardinas y después separamos los lomos.

2).- Una vez limpios y separados los lomos, los ponemos en un recipiente, los cubrimos con leche y los dejamos desalar durante 12 horas (yo 10 horas).

3).- Pasado el tiempo, los lavamos bajo el chorro del grifo, los secamos y los cubrimos con una mezcla de aceite ajo y perejil (aparte le puse unas gotas de aceite de guindilla, pero esto es opcional).

4).- Tostamos un poco las rebanadas de pan, colocamos una sardina encima de cada una y rociamos con la mezcla de aceite, ajo y perejil. Adornamos con unas aceitunas  y ya está el pincho de la sardina de Carolina. 



viernes, 27 de noviembre de 2015

Aperitivo de coliflor


La coliflor es sosa, es insulsa e indiscreta (todos los vecinos se enteran de lo que estás cocinando por ese olor a "pedo" que deja en el edificio), pero si le damos un poco de chispa con ese toque especial que tenemos en las manos, la cosa puede cambiar mucho,

Yo hoy la he querido hacer como una tapa en plan apetitivo y el resultado es muy bueno.

También hay quien dice que la coliflor provoca gases. Pues bien, si no queréis dar un concierto de música de viento, yo os propongo que previamente a la cocción la marinéis, durante 1/2 hora, en una mezcla de yogur, ajo y un poco de vinagre de manzana.

Aperitivo de coliflor

Ingredientes:

  • 1 coliflor pequeña
  • Harina, agua, aceite, polvo de ajo, orégano, pimienta y sal.

Elaboración:

1).- Lo primero que hacemos, para que la coliflor no se tronche de la risa, es quitarle el troncho y desmenuzarla en ramilletes.

2).- Ahora en una cazuela con agua hirviendo y sal, ponemos a cocer los ramilletes de coliflor (yo los dejo al dente)

3).- Con una mezcla de agua, sal, harina, una cucharadita de polvo de ajo, un chorrito de aceite, orégano y pimienta, preparamos una masa algo más espesa que unas natillas.

3).- Una vez cocidos los ramilletes de coliflor, los escurrimos y secamos bien; a continuación los pasamos por la masa para rebozar y freímos en aceite bien caliente. 

viernes, 13 de noviembre de 2015

Aperitivo de morcilla


A ver si con tiempo, con ganas y de cara a las fiestas que se nos echan encima,puedo empezar a publicar platos de picoteo, que además sirvan para cualquier época del año.

Hoy voy con una preparación muy sencilla, muy resultona y además, si tienes buena la morcilla, no supone una pesadilla. 

Lo primero de todo es comprobar si la morcilla es de buena calidad, porque algunas dan pena. 

Después compramos el resto de los ingredientes, porque si no los tenemos, no podemos hacer el pincho.

Y por último... no hay que tener las manos 
escayoladas.



Aperitivo de morcilla

Ingredientes:


 1 morcilla de burgos.
 1 manzana golden.
Un puñado de piñones (al gusto). 
 1 cucharadita de azúcar.
 Obleas para empanadillas
 Aceite

Como se hace:

1).- Pelamos la manzana, le quitamos el corazón (ahí os recomiendo darle un beso antes de dejarla descorazonada), y la cortamos en dados menudos.

2).- Ahora hay que coger la morcilla y pelarla (que es quitarle la piel).

3).- En una sartén con un poco de aceite, echamos los trozos de manzana, la cucharadita de azúcar y dejamos que caramelice.

4).- Una vez caramelizada la manzana, echamos la morcilla desmenuzada y los piñones un poco tostados. Revolvemos y ya tenemos la farsa para rellenar las obleas.

5).- Vamos rellenado las obleas, les damos la forma que nos salga de la "mandanga" y freímos en aceite bien caliente.

Nota: También se pueden pintar con un poco de huevo batido y hornearlas (queda más bonito y es más sano)