sábado, 3 de noviembre de 2012

Buñuelos de viento




Ya sé que no he sido nada original y que esta receta la han hecho muchos bloguers, pero no me podía resistir a que en mi blog no hubiera buñuelos de viento de los tradicionales,
de los de siempre, sin rellenos ni nada de nada.

Desde muy antiguo se hacen por esta fechas, días de difuntos y se dice que se hacían de viento, porque en el interior se encontraba el alma de un difunto en el purgatorio a la que se liberaba mordiendo el buñuelo.

Ahora con tantas cremas y tantos rellenos, la almas andan "jodidas" por que no pueden salir de lo embadurnadas que están.

Buñuelos de viento 

Ingredientes:

  • 70 gr. de harina.
  • 2 huevos.
  • 30 gr. de mantequilla.
  • 200 ml. de leche.
  • La piel de un limón, sin la parte blanca.
  • Una cucharada de levadura en polvo.
  • Aceite de girasol y sal.

Elaboración:

1).- Mezclamos la harina con la levadura

2).- Ponemos en un cazo la leche a calentar, junto con la piel de limón, la mantequilla y un pellizco de sal; cuando empiece a hervir, quitamos la piel del limón y echamos de golpe la harina; vamos trabajamos con una cuchara de madera la masa, hasta conseguir una bola que se despegue de la paredes del cazo.

3).- Ahora retiramos del fuego, esperamos a que pierda temperatura e incorporamos los huevos, mezclándolos de uno en uno. Para saber si hemos conseguido una masa bien hecha, debemos levantar la cuchara y si al caer hace como una corbata que se resiste en la caída, entonces es perfecta.

4).- Dejamos reposar la masa durante unos 30 minutos.

5).- En una sartén con el aceite caliente (no demasiado), vamos echando porciones de masa y una vez dorados, los pasamos a un plato con papel de cocina y espolvoreamos con azúcar.

Consejo: Cuanto más pequeños, mas redondos salen y si la masa está bien hecha ellos solos se dan la vuelta en la sartén.



martes, 30 de octubre de 2012

Fabada asturiana




Hoy no deja de llover en Madrid y estamos a 7º de temperatura, así que el día está de fabada.

La fabada es uno de los platos más internacionales de la cocina asturiana y, por su contundencia, muy apropiado para estos días.

La receta es muy sencilla y solamente requiere productos de primera calidad, tiempo y ponerle mucho cariño. Sin eso y sin ingredientes, es imposible que te salga.


Fabada asturiana


Ingredientes:

  • 6oo gr. de fabes (judías de la granja o del cura)
  • Una cebolla, dos dientes de ajo y un ramillete de perejil.
  • Una de compango ( 1 trozo de lacón, otro de tocino, una punta de jamón, 2 chorizos y 2 morcillas asturianos) 
  • Unas hebras de azafrán y sal.

  
Elaboración:

 1).- Ponemos a remojo, en agua fría, las judías durante la noche anterior a la elaboración (mínimo 12 horas)

2).- A la mañana siguiente se colocan las fabes (judías) en una olla con agua fría y dejamos que den un primer hervor. A continuación quitamos la espuma.

3).- Después añadimos la cebolla partida en dos, los dientes de ajo, el perejil y el compango ( lacón, tocino, la punta de jamón, los chorizos y las morcillas) bajamos el fuego y dejamos cocer lentamente, cuidando que las fabes estén siempre cubiertas de agua para que no se rompan. Como se van secando, iremos cubriendo con agua fría, en pequeñas cantidades, para cortar el hervor y dejamos que sigan cociendo despacio.

4).- A media cocción, incorporamos el azafrán y rectificamos de sal (hay que considerar que el compango ya incorpora sal al guiso)

5).-Dejamos cocer lentamente hasta que estén tiernas (2 horas aproximadamente) y antes de servir dejamos reposar un buen rato (este plato está mejor al día siguiente)

6).- A continuación cortamos en trozos los embutidos y la carne y servimos en una legumbrera junto con las fabes. 

Como ya os anticipaba, el secreto de este plato tan sencillo, está en las calidades de los productos, en el tiempo de cocción para que las fabes queden enteras y mantecosas y en el cariño que le pongas. Yo le dí unos besos a la judías antes de cocinarlas.