viernes, 15 de mayo de 2009

La ciudad de Madrid está de fiesta





LA CIUDAD DE MADRID ESTÁ DE FIESTA



Desde el día 13 hasta 17 de este mes de Mayo, Madrid celebra sus fiestas patronales, en honor a su patrón San Isidro Labrador.

Comenzó la fiesta con el tradicional pasacalles de gigantes y cabezudos que recorrió las calles del centro de Madrid desde la plaza de Oriente hasta la plaza de la Villa. Allí, la actriz Blanca Portillo, pregonera de este año, dio el pistoletazo de salida para que durante estos cinco días Madrid se convierta en un lugar de celebraciones.

Las actividades son muy diversas y la organización casi perfecta.
Los que vivimos en Madrid y sus visitantes, podremos disfrutar, en estos días, de todo tipo de sugerencias; desde las verbenas y su famosa romería, hasta los desfiles de carrozas, gigantes y cabezudos, corridas de toros, teatros, concursos de baile, ferias de cerámica, conciertos, exposiciones, y en definitiva, de muchísimas actividades que invitan al divertimento. Este año el programa es muy extenso y los madrileños podrán divertirse sin necesidad de tener que pensar en como, pues la variedad de posibilidades es tal, que las hay para todos los gustos y edades.


El día 15 es el día del patrón y es aquí donde la fiesta se vive con más intensidad. Los madrileños se acicalan y se visten de chulapos, para iniciar la mañana con la visita a la ermita del santo, junto a la pradera de San Isidro, beber el agua milagrosa que mana de la fuente y asistir a la celebración de la misa en la Real Colegiata de San Isidro para después, por la tarde, participar en la procesión que recorrerá las calles más castizas de Madrid.


Muchos madrileños pasan este día en la pradera de San Isidro, comiendo al aire libre y disfrutando de la verbena bailando el chotis al son del organillo.


Y aunque lo típico es llevarse la tortilla y los filetes empanados a la pradera, otros prefieren degustar los platos más castizos de la cocina madrileña en los restaurantes de la ciudad, que en estos días dedican jornadas gastronómicas, modificando sus cartas, con motivo de la festividad.


Por lo tanto, la gastronomía cobra una especial importancia durante las fiestas y es por eso que en estas fechas, salen a relucir platos que normalmente no se hacen o que solamente se elaboran en esta época.


Además de los más tradicionales como el Cocido madrileño, los Callos a la madrileña, las Rosquillas del santo, las tontas, las listas y las de Santa Clara o los Barquillos, existen platos muy típicos de la cocina madrileña, como son los Pericos de Aranjuez, los Soldaditos de Pavía, las Carrilleras de ternera con setas, los Bartolillos con salsa de moscatel, los Buñuelos de viento y de bacalao, el Rabo de toro al vino tinto, la Ensalada de San Isidro o la de Perdiz escabechada, las Torrijas a la madrileña bañadas en vermouth, etc.. etc..


También hay que destacar la “Olla de San Isidro” que, al parecer, era una comida popular organizada por el Santo para invitar a los más pobres y marginados de Madrid. Este plato que recupera un restaurante llamado Diablo Mundo, es una olla de trigo con salsa mozárabe y estofado de buey.

Después de estas pinceladas de lo que es la fiesta de San Isidro en Madrid, solo me queda desear a todos los madrileños y a los que no lo son, unas FELICES FIESTAS.




Jorge Iglesias.