domingo, 6 de diciembre de 2009

Rabo de toro guisado

Rabo de toro guisado
La gastronomía cordobesa es uno de los reclamos turísticos que tienen más tirón. Uno de sus platos emblemáticos es el guiso o estofado con rabo de toro.

Este plato se puede degustar en tabernas y, también, en los mejores restaurantes de la ciudad; lo pruebes donde lo pruebes y aun con las variaciones en su elaboración (cada sitio tiene su receta), a nadie deja indiferente.

De cualquier manera, aunque la paternidad del plato se le atribuye a los cordobeses, es una receta que se ha extendido por toda España y prácticamente se hace y se sirve en cualquier lugar de nuestra geografía.

En Madrid y sobre todo, durante la feria de San Isidro, existen muchos restaurantes que lo incorporan a su carta de una manera especial, como oferta gastronómica.

En mi caso y como no he encontrado el producto de toro, he utilizado rabo de buey que también sale muy rico.

Ingredientes (4 personas):
· 1 y 1/2 Kg. de rabo de toro (yo utilice de buey)
· 3 puerros
· 3 cebollas
· 3 zanahorias
· 4 cucharadas de tomate frito
· 4 dientes de ajo
· ½ l. de vino tinto
· 1 vaso de vino blanco oloroso
· 2 hojas de laurel
· 1 cucharada de pimentón (mitad dulce y mitad picante)
· 3 o 4 clavos de olor
· Sal y pimienta
· harina para rebozar
Elaboración:


1). – Una vez comprado el rabo, le decimos al carnicero que nos lo corte en trozos regulares.

2). – Limpiamos los trozos, salpimentamos, los rebozamos en la harina, freímos en una sartén con aceite bien caliente y reservamos en la cazuela donde vayamos a guisarlo.

3). – Picamos la cebolla, los puerros y las zanahorias en ruedas; dejando los dientes de ajo pelados pero enteros.

4). – En la misma sartén donde habíamos frito los trozos de rabo, rehogamos todas las verduras junto con los ajos y dejamos pochar; añadimos las hojas de laurel, los clavos de olor, el pimentón y las cucharadas de tomate, hasta que hayamos conseguido el sofrito.

5). – Ahora es cuando pasamos el sofrito a la cazuela, junto con los trozos de rabo que habíamos reservado; cubrimos con el vino y dejamos que cueza a fuego muy lento, durante dos horas y media más o menos. Durante la cocción iremos añadiendo caldo de carne a medida que el guiso lo vaya pidiendo, hasta que la carne se separe del hueso.

El secreto de este plato, es que vaya cociendo muy lentamente y por lo tanto, el tiempo de cocción es importante.

Espero que os animéis a hacerlo, aunque ya aviso que tenéis que contar con tiempo, pues el proceso es muy lento.

18 comentarios:

Marisa dijo...

Hola Jorge!! este plato te ha quedado fantástico. No suelo guisarlo en casa ya que esta carne melosa no le gusta a mi marido, pero suelo pedirlo alguna que otra vez en restaurantes y me encanta!!
Un saludo!!

Pepita dijo...

GRACIAS por visitarme; yo tengo que hacer rabo de toro para el dia 20 que nos juntamos los hermanos de mi marido, puede que te copie la receta.
un saludo...

Curra dijo...

Jorge hay que ver con que aspecto te ha quedado el rabo de toro. Yo como que ahora mismo me metía un pltito entre pecho y espalda.
Qué cosa ma rica madre¡¡
Buen domingo

paco dijo...

hola jorge, menudo plato te has marcado, lo comí en cordoba pero yá ni recuerdo los años que hace de éso, grs por recordarmelo..saludos paco

MªJosé dijo...

Hola Jorge seguro que está muy rico, tendré de probarlo, aunque no sé si por aquí lo venderán, supongo que si lo encargo, o congelado, que curioso el otro dia ví un reportaje del rabo de toro, recieén matado lo guisaban en un restaurant de Madrid, Y que pinta me quedé con las ganas de comerlo ajjaja, el tuyo tiene una pinta muy buena y es parecido al que ví, y me quedé con la receta.
Besosss

Lola dijo...

Nunca lo he probado Jorge! lo he oído tantas veces...y aquí propones la receta! que bien, porque se ve estupenda....me parece olerlo...besos Jorge

cristina dijo...

una receta estupenda un saludo

Isa dijo...

me equivoque no se como y te puse el comentario en la receta anterior
de nuevo un saludo

Merchi dijo...

Y pensar que nunca lo he probado!!. Si es que no tengo perdón, Jorge. Se ve delicioso, asi que a ver si mi carnicera puede conseguirmelo y pruebo de una vez por todas, que para serte sincera, intrigada si me tiene desde hace tiempo. Siempre he oido que es algo exquisito el rabo de toro, asi que... a por todas.

Un bico, majo :)

Federica dijo...

complimenti per questo bellissimo piatto!

Vidifer dijo...

Una receta estupenda, te ha quedado muy bien. Saludos.

Pedro Garcia Millan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
barbara dijo...

Hace tiempo que pienso en hacer esta receta y después se me olvida, pero me anoto la tuya pues se ve espléndida, a ver que tal me sale. un abrazo.

carmenpiva dijo...

Yo sí que lo he comprado alguna vez y lo he hecho guisadito también y está muy rica esta carne, sí señor.
¡Menudo lujo de platito que os habeis tomado!
Un saludo

Vanesuky dijo...

Que plato más rico!!!Yo siempre que comido rabo de toro ha sido fuera de casa, pero veo como lo has hecho tú y cuando tenga una comida familiar lo hago, quedarán anonadados!!!

Un besazo enorme y pasa feliz día,

Vanesuky

PUSORONENITO dijo...

Agradezco a todos vuestro comentarios.

Jorge.

leoletta dijo...

Es un plato realmente delicioso y como tu bien dices en Córdoba lo hacen riquisimo , pero viendo el tuyo ..no tiene que evidiarle a ninguno.
Besos

Pilar dijo...

Si no fuera por el tiempo que lleva de cocción, sería un plato para repetir a menudo.
Un beso
Tu esposa.