sábado, 6 de diciembre de 2008

Bizcocho de cítricos


¿Y para merendar?


Pues un bizcocho para mojar en chocolate caliente y una copita de vino dulce.



Bizcocho de cítricos



Ingredientes para un bizcocho:




  • Un yogurt de limón

  • 3 huevos

  • 2 medidas de azúcar (usamos como medida el envase del yogurt)

  • 1 medida de aceite de girasol (yo he utilizado un poco menos)

  • 3 medidas de harina

  • 1 sobre de levadura (tipo royal)

  • las pieles de una naranja, un limón y un pomelo

  • 1 cucharadita de azúcar avainillado


ELABORACIÓN:




  1. En un bol echamos el yogurt, los huevos, el azúcar, las pieles de los cítricos y el azúcar avainillado.

  2. Con el brazo de la batidora trituramos y batimos durante 2 minutos.

  3. A continuación añadimos el aceite y seguimos batiendo

  4. Después añadimos la harina y la levadura y volvemos a batir hasta que la pasta quede homogénea

  5. Untamos un molde con mantequilla y volcamos el contenido del bol; metemos al horno, previamente calentado a 180º, durante 40 minutos aproximadamente. Para comprobar, pinchar con un cuchillo y si sale completamente seco, ya está hecho el bizcocho.


La receta es la tradicional, pero está enriquecida con las peladuras de los cítricos, trituradas, y un poquito de vainilla.


Es muy fácil de hacer y un buen recurso para desayunos y meriendas.

Frangollo de garbanzos



Esta es una receta que hace mi mujer y que, principalmente, se compone de garbanzos, arroz, pasta y bacalao.

No se si se trata de un plato tradicional heredado de generaciones anteriores o de una mezcla que ella hizo incorporando pasta al guiso, pero lo cierto es que la cosa salió que ni pintada.

El caso es que, ella lo hizo, le pedí la receta, le hice la foto y ahora voy ha publicarla para compartirla con todos vosotros.


Frangollo de garbanzos

Ingredientes (para 4 personas):

  • 500 g de garbanzos cocidos (hemos utilizado un frasco del hiper)
  • 150 g de migas de bacalao (previamente desaladas)
  • 100 g de arroz
  • 100 g de pasta (clásica fideuá)
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento verde y otro medio rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 litro de caldo o agua (nosotros mezclamos mitad caldo y mitad agua)
  • aceite, sal, azafrán y pimentón.

Elaboración:

1).- En una cazuela plana ponemos 4 o 5 cucharadas de aceite a calentar y después incorporamos la cebolla y los pimientos bien picados; a los dos minutos añadimos, también picados, los 2 dientes de ajo y dejamos que se rehogue todo.

2).- Una vez hecho el sofrito, echamos el arroz y le damos unas vueltas hasta que se empape bien; incorporamos los garbanzos, las hebras de azafrán y el pimentón; regamos con caldo o agua (nosotros 1/2 caldo de pescado y 1/2 de agua) y dejamos cocer, a fuego lento, durante 12 minutos

3).- Pasados los 12 minutos, añadimos la pasta y el bacalao y dejamos hervir unos 8 minutos más; apagamos el fuego, que repose un rato y ya se puede comer.

Espero que lo hagáis y que me comentéis como os ha salido.

martes, 2 de diciembre de 2008

Aperitivo de canapés

(Pusoronenito.blogspot.com)

En España, tenemos la sana costumbre de tomar el aperitivo o irnos de tapas.

Si la definición de la Real Academia Española, tapa es cualquier porción de alimento sólido capaz de acompañar una bebida, está claro que con un concepto tan amplio y con un poco de imaginación, podemos hacer tal variedad de tapas, como alimentos existen en el mundo.

El hecho de tapear, es una forma de comer diversas porciones de alimentos, más o menos elaborados, bien sean en forma de canapés, tostas y pinchos o en platillos de pequeñas raciones de comida.

Generalmente, el rito del tapeo se suele desarrollar frente a la barra de un bar, junto a un grupo de amigos y algo de beber para acompañar a la tapa. Como en ocasiones esto, como es mi caso, no es posible, pues me he puesto a preparar el aperitivo en casa.


Un aperitivo de canapés


ELABORACIÓN:

Canapé de mejillones en escabeche:

-
Una lata de mejillones en escabeche (mejor de las rías gallegas)
- Un frasco pequeño de mayonesa
- Unas rebanadas de pan (tantas como canapés vayas a hacer)

1).- Untamos las rebanadas de pan con la mayonesa y ponemos encima dos mejillones.


Canapé de ventresca de atún:

-
Una lata de ventresca de atún en aceite.
- Un tomate cortado en rodajas finas
- Cebolla cortada en rodajas casi transparentes
- Un pepinillo, en vinagre, cortado en laminas.

1).- Colocar encima de la rebanada de pan, por este orden, una rodaja de cebolla, otra de tomate, el atún y como adorno una lamina de pepinillo.

Como veréis la elaboración es muy sencilla, se prepara en un momento y se puede disfrutar con un buen vino blanco de Rueda o con una cervecita bien fría.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Pasteles de Belém (Pastéis de Belém)


"Pastéis de Belém" es una receta antiquísima.

Data del siglo XVIII y, al parecer, fue creada por los monjes del convento lisboeta de los Jerónimos, situado en la parroquia de Belém a las afueras de Lisboa.

Al cierre del monasterio (por el año 1.834), como consecuencia de la revolución liberal de 1920, su panadero, de pronto en el paro, decide vender la receta a un empresario portugués de origen brasileño y desde entonces una pastelería llamada "CASA PASTÉIS DE BELÉM" junto al monasterio de los Jerónimos, en la capital lisboeta, se dedica a la elaboración y venta de estos pasteles tan afamados en todo el mundo.

Tanto el nombre como la receta original están registrados y su elaboración no ha sido desvelada. La receta es un secreto muy bien guardado y se supone que solo la conocen 3 o 4 personas en el planeta.

Teniendo en cuenta lo escrito, os voy a proponer elaborar una receta que se aproxime a la que, desde hace años, se realiza en Portugal.

Pasteles de Belém

Ingredientes (para 12 pasteles):

  • 250 ml. de leche
  • Las ralladuras de un limón y una naranja
  • 1 palo de canela
  • 5 yemas de huevo
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 5 cucharadas de las del café de maizena
  • Una cucharadita de azúcar de vainilla
  • 150 ml. de nata
  • 12 tartaletas de masa quebrada o de hojaldre (prefiero hojaldre)


Elaboración:

1).- En un cazo, ponemos la leche a calentar junto con las ralladuras del limón, las de naranja y el palo de canela; cuando empieza a hervir, retiramos y dejamos infusionar hasta que se enfríe. Después quitamos las ralladuras y el palo de canela.

2).- En un bool, mezclamos las yemas de huevo con el azúcar; añadimos la maizena y batimos hasta conseguir una crema fina.

3).- Añadimos esta mezcla a la leche que tenemos en el cazo y ponemos a fuego lento, sin parar de remover hasta conseguir que la crema tome consistencia.

4).- Retiramos el cazo y lo ponemos encima de un paño mojado.

5).- Echamos la cucharadita de azúcar de vainilla y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

6).- Una vez enfriada la crema, incorporamos la nata y lo mezclamos bien.

7).- Rellenamos las tartaletas de esta crema y metemos al horno, en posición de "grill", durante 6 minutos a temperatura de 200º.

8).- Cuando hayan cogido un poco de color, sacamos de horno, espolvoreamos de canela y azúcar y a probarlos.

Como la receta es un secreto muy bien guardado y no tenemos acceso a ella, esta versión que es una recopilación de recetas aproximadas, ha sido todo un éxito entre mis invitados y por lo tanto, tendré que repetir.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Fabada asturiana


(Receta de Pusoronenito.blogspot.com)

Como ya sabréis la mayoría, la fabada es el plato más internacional de la cocina de Asturias (España).

Hoy como hace mucho frío y este es un plato contundente y calórico, me voy a poner manos a la obra y a ver si consigo entrar en calor.

La receta es muy sencilla y solamente requiere productos de primera calidad, tiempo y ponerle mucho cariño.

Fabada asturiana


Ingredientes (para 4 personas):

  • 6oo g. de fabes (judías de la granja o de las del cura)
  • 1 cebolla, dos dientes de ajo y un ramillete de perejil
  • 1 compango ( 1 trozo de lacón, otro de tocino, una punta de jamón, 2 chorizos y 2 morcillas asturianos)
  • Unas hebras de azafrán y sal.

ELABORACIÓN:


1).- Ponemos a remojo, en agua fría, las judías durante la noche anterior (mínimo 12 horas)

2).- A la mañana siguiente se colocan las fabes (judías) en una olla con agua fría y dejamos que den un primer hervor. A continuación quitamos la espuma.

3).- Después añadimos la cebolla, partida en dos, los dientes de ajo, el perejil y el compango ( lacón, tocino, la punta de jamón,los chorizos y las morcillas) bajamos el fuego y dejamos cocer lentamente,cuidando que las fabes estén siempre cubiertas de agua para que no se rompan. Como se van secando, iremos cubriendo con agua fría, en pequeñas cantidades, para cortar el hervor y dejamos que sigan cociendo despacio.

4).- A media cocción, incorporamos el azafrán y rectificamos de sal ( hay que tener en cuenta el compango ya incorpora sal al guiso)

5).-Dejamos cocer lentamente hasta que estén tiernas (3 horas aproximadamente) y antes de servir dejamos reposar un buen rato (considerar que este plato está mejor al día siguiente)

6).- A continuación cortaremos en trozos los embutidos y la carne y serviremos en una legumbrera junto con las fabes.


Como ya os anticipaba, el secreto de este plato tan sencillo, está en las calidades de los productos y en el tiempo de cocción para que las fabes queden enteras y mantecosas al mismo tiempo.