martes, 23 de diciembre de 2008

Croquetas de jamón ibérico




Las croquetas han sido siempre un buen recurso para aprovechar los restos de otras comidas, como pueden ser los del cocido, sobrantes de pollo, pescado etc. etc.

La base de esta elaboración, está en la salsa bechamel y de esto depende el éxito del plato. Después se pueden hacer de cualquier producto comestible, considerando que cuanto mejor sea su calidad, mejores saldrán nuestras croquetas.

La salsa bechamel aparentemente sencilla de hacer, requiere de mucha paciencia y de una atención continua durante el proceso de elaboración, para conseguir un punto de cremosidad y de sabor perfectos.

Si conseguimos hacer una buena salsa bechamel, el éxito está asegurado. De lo contrario, tendremos que practicar y con un poco de tiempo, llegaremos a hacer las mejores croquetas del mundo. Como las que hacen todas nuestras madres.


Croquetas de jamón ibérico

INGREDIENTES:

· Abundante aceite de oliva (para freír)
· ½ cebolla muy picada
· 1 cucharada de mantequilla
· 2 cucharadas de aceite fino (para hacer la bechamel)
· 3 cucharadas de harina de trigo
· 100 gr. de jamón ibérico muy picado
· 3/4 l de leche
· 2 huevos
· pan rallado
· sal


ELABORACIÓN:
1) Comenzamos dando un hervor a la leche junto con el jamón; sacamos el jamón y lo reservamos.


2) Ponemos una sartén a calentar con las 2 cucharadas de aceite y la de mantequilla y rehogamos la cebolla.


3) Una vez transparente la cebolla, incorporamos la harina y ya no dejamos de remover has que esta coja un color medio dorado.


4) Conseguido el dorado de la harina, retiramos del fuego y añadimos una taza de leche removiendo hasta conseguir una bola; volvemos a llevar al fuego unos minutos más, removiendo sin parar. Esta operación la vamos repitiendo, añadiendo cada vez más leche, y dejando hervir durante unos minutos hasta conseguir una pasta cremosa y homogénea.


5) Incorporamos el jamón y sazonamos con sal si fuese necesario (tener en cuenta que el jamón de por sí incorpora sal, además de la que haya soltado en la leche cuando el primer hervor)


6) Echamos la pasta en una fuente y la dejamos enfriar.


7) Batimos los huevos; echamos un poco de sal y preparamos en un plato el pan rallado


8) Cogemos trocitos de pasta, les damos forma de croquetas; pasamos por los huevos batidos, el pan rallado y reservamos.


9) Poner el aceite de freír en una sartén y cuando empiece a humear ir friendo las croquetas en tandas pequeñas para conseguir que el aceite no se enfríe, hasta conseguir un bonito color dorado.


10) Sacar de la sartén y dejar escurrir en un plato con un papel absorbente, para que suelte el exceso de aceite; reposar unos minutos y ya se pueden comer.
Ni que decir tiene que la croqueta es una tapa y que como tradición debe comerse de pie, cogerla con la mano y acompañarla con una cervecita bien fresca.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Tortilla con patatas a la española



Uno de los clásicos de la cocina española, es la tortilla de patatas.

La tortilla de patatas o española, es un plato sencillo, muy representativo de nuestra gastronomía y muy socorrido pues nos puede sacar de más de un apuro en cualquier momento.

Parece ser que, según un estudio elaborado por Coca-Cola, es el plato preferido de los españoles y uno de los más consumidos. Aun siendo esto cierto, aquí la firma está arrimando el ascua a su sardina y lo que pretende es que consumamos la tortilla acompañada de su refresco. A mí particularmente me apetece más con un buen vaso de vino o con una caña de cerveza, que es como se debe tomar.

La tortilla de patatas, es nutritiva, barata, muy fácil de hacer y una joya de nuestra gastronomía.

Existen gran variedad de tortillas y cada casa tiene la suya. Es muy curioso comprobar como con los mismos ingredientes, no hay cocinero que consiga hacer una tortilla igual a otra.

La que nosotros vamos a hacer, es la tradicional y por lo tanto, no tiene más secreto que la elección de buenos productos. Es importante usar unas patatas y aceite de calidad así como conseguir que los huevos sean muy frescos.



Tortilla con patatas a la española

Ingredientes (para 4 personas):
. 4 patatas medianas
· 6 huevos
· ½ cebolla
· aceite, sal y un chorrito de leche


Elaboración:

1) Pelar las patatas, lavarlas, secarlas y cortarlas en laminas muy finas.

2) Picar la cebolla en trozos no muy pequeños

3) Poner sobre el fuego una sartén y echar abundante aceite; cuando esté caliente, incorporar las patatas y la cebolla, sazonarlas con sal; bajar la intensidad del fuego y dejar cocer en el aceite hasta que estén hechas.

4) En un bol, batir los huevos, añadir el chorrito de leche y sazonar con sal.

5) Una vez hechas las patatas y la cebolla, escurrir bien de aceite e
incorporarlas al bol para mezclar con los huevos batidos.

6) En una sartén caliente con dos cucharadas de aceite, incorporar la mezcla y cuajar la tortilla al gusto por los dos lados (para darle la vuelta ayudarse con una tapa o un plato)

Como para gustos se han hecho los colores, hay a quien le gusta muy poco cuajada y a quien, como a mí, le gusta más hecha. Así que cada uno se aplique su gusto y a disfrutarla.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Volován de ensaladilla con langostinos

(Pusoronenito.blogspot.com)

El volován es una especie de pastel de hojaldre, en forma de canastilla, que sirve para rellenar de cualquier cosa comestible, bien sea dulce o salada.

Yo, en este caso, lo rellenaré de una especie de ensaladilla rusa, pero con un toque personal.


Volován de ensaladilla con langostinos


Ingredientes (para 4 personas):

· 4 volovanes grandes (comprados en el hiper)
· 1 frasco pequeño de mayonesa
· 1 lata pequeña de aceitunas
· 2 o 3 pepinillos en vinagre
· 1/2 kg de langostinos cocidos
· 6 palitos de cangrejo
· 1 latita de atún en aceite (escurrida)
· 1 huevo cocido
· 2 patatas cocidas


Elaboración:

1).- Cocemos las patatas en agua con sal

2).- Aparte cocemos el huevo (en agua, sal y un chorrito de vinagre)

3).- Después, picamos los langostinos (reservamos 4 para decorar), los palitos de cangrejo, los pepinillos (dejamos uno para la decoración), el huevo cocido, las aceitunas y aplastamos las patatas cocidas (casi como un puré)

4).- Mezclamos todo el picadillo con el atún escurrido y la mayonesa (vamos incorporando según se vaya necesitando)

5).- Rellenamos con la mezcla los volovanes y decoramos cada una con un langostino y una rodaja de pepinillo.

Se puede aprovechar (aumentando las cantidades de los ingredientes) para hacer una ensaladilla rusa familiar y utilizar una parte para el relleno de los volavanes.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Compota de frutas especiadas

(Pusoronenito.blogspot.com)

Hoy vamos a hacer una compota de frutas con vino tinto y especies.

Las compotas, casi siempre, se suelen asociar a los purés de frutas que acostumbramos a realizar para los niños y los enfermos. En este caso, os aseguro que, por su contenido en alcohol (aunque prácticamente evaporado por la cocción) y su componente en especies, esta receta es un postre solamente, recomendable para personas adultas y sanas.


Compota de frutas especiadas


Ingredientes (para 4 personas):
  • Un limón y una naranja
  • 3 manzanas; 2 peras; un membrillo y 8 ciruelas pasas sin hueso
  • 1 botella de vino tinto de buena calidad (sin pasarse en precio)
  • 1 clavo de especia; 3 granos de pimienta; una pizca de genjibre en polvo; 1/2 cucharadita de canela en polvo y una cucharadita de azúcar avainillado
  • 200g de azúcar ( yo un poco menos)


ELABORACIÓN:

1). - Cortamos y exprimimos el limón

2). - Pelamos las manzanas y las peras; las cortamos en cuartos y les quitamos la parte del corazón.

3). - Hacemos lo mismo con el membrillo, pero lo cortamos en laminas más finas

4) - En un recipiente ponemos toda la fruta troceada y la bañamos con el zumo del limón

5). - Ahora quitamos la piel de la naranja y exprimimos su pulpa para extraer su zumo

6). - En una cazuela ponemos el vino y azúcar; echamos las pieles de la naranja; su zumo y las diferentes especias; el clavo, los granos de pimienta, la canela, el azúcar avainillado y el genjibre en polvo (ojo echar solo un pellizco, pues si nos pasamos podéis estropear la preparación); ponemos a hervir durante 6 minutos

7). - Pasado ese tiempo, incorporamos las frutas cortadas y las ciruelas pasas; dejamos hervir a fuego medio durante 35 minutos más.

9). - Un vez cocidas las frutas, las escurrimos y las pasamos a una compotera; colamos el jarabe y ponemos al fuego a que reduzca durante un par de minutos más

10). - Cubrimos todas las frutas con este jarabe; dejamos enfriar y ya podemos servir.

Animaros y hacerlo pues es muy fácil y se come muy bien.

En cuanto al vino, deciros que el que he utilizado es de La Mancha y su precio no ha llegado a 2 euros.

¿Champán o Cava?


¿CHAMPÁN O CAVA?


Las fiestas navideñas disparan el consumo de vinos espumosos, bien sean cavas o champanes. El dilema se plantea cuando hacemos comparaciones que, por otra parte, son odiosas.

Vinos espumosos existen muchos en el mundo, algunos de gran tradición y calidad, aunque estas cualidades no siempre van unidas.

Los espumosos son los vinos que contienen gas carbónico. Esto se consigue añadiendo azucares o levaduras, que dan lugar a una segunda fermentación en botella, según el método tradicional o "champenoise" descubierto, casualmente, por el monje benedictino, Dom Perignon que cambio el sistema de vinificación.

Por lo tanto, la única similitud del cava con el champán es el método, de elaboración utilizado (champenoise). Por lo demás se trata de vinos espumosos diferentes, que emplean distintos tipos de uva.

El Champán, que es el espumoso que más se vende en el mundo a pesar de ser más caro, utiliza para su elaboración uvas de las variedades chardonnay, pinot noir y pinot meunier.

El cava, que es un vino espumoso con personalidad propia, se elabora con variedades de uvas autóctonas como la xarelo, parellada y macabeo.
También se exporta a todo el mundo, aunque sus principales consumidores son los españoles.

Actualmente el Consejo regulador del Cava, permite utilizar las uvas francesas para su elaboración, pero esta estrategia tiene poco sentido, pues más parece que se pretende imitar al champán, y no mantener la propia personalidad del cava. De hecho, los consumidores prefieren vinos que tengan las características de la región de origen.

Así que la respuesta a la pregunta ¿champán o cava? no tiene concreción alguna, pues como ya he mencionado son vinos diferentes y por lo tanto, solo el paladar de cada persona puede elegir entre uno y otro.


sábado, 6 de diciembre de 2008

Bizcocho de cítricos


¿Y para merendar?


Pues un bizcocho para mojar en chocolate caliente y una copita de vino dulce.



Bizcocho de cítricos



Ingredientes para un bizcocho:




  • Un yogurt de limón

  • 3 huevos

  • 2 medidas de azúcar (usamos como medida el envase del yogurt)

  • 1 medida de aceite de girasol (yo he utilizado un poco menos)

  • 3 medidas de harina

  • 1 sobre de levadura (tipo royal)

  • las pieles de una naranja, un limón y un pomelo

  • 1 cucharadita de azúcar avainillado


ELABORACIÓN:




  1. En un bol echamos el yogurt, los huevos, el azúcar, las pieles de los cítricos y el azúcar avainillado.

  2. Con el brazo de la batidora trituramos y batimos durante 2 minutos.

  3. A continuación añadimos el aceite y seguimos batiendo

  4. Después añadimos la harina y la levadura y volvemos a batir hasta que la pasta quede homogénea

  5. Untamos un molde con mantequilla y volcamos el contenido del bol; metemos al horno, previamente calentado a 180º, durante 40 minutos aproximadamente. Para comprobar, pinchar con un cuchillo y si sale completamente seco, ya está hecho el bizcocho.


La receta es la tradicional, pero está enriquecida con las peladuras de los cítricos, trituradas, y un poquito de vainilla.


Es muy fácil de hacer y un buen recurso para desayunos y meriendas.

Frangollo de garbanzos



Esta es una receta que hace mi mujer y que, principalmente, se compone de garbanzos, arroz, pasta y bacalao.

No se si se trata de un plato tradicional heredado de generaciones anteriores o de una mezcla que ella hizo incorporando pasta al guiso, pero lo cierto es que la cosa salió que ni pintada.

El caso es que, ella lo hizo, le pedí la receta, le hice la foto y ahora voy ha publicarla para compartirla con todos vosotros.


Frangollo de garbanzos

Ingredientes (para 4 personas):

  • 500 g de garbanzos cocidos (hemos utilizado un frasco del hiper)
  • 150 g de migas de bacalao (previamente desaladas)
  • 100 g de arroz
  • 100 g de pasta (clásica fideuá)
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento verde y otro medio rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 litro de caldo o agua (nosotros mezclamos mitad caldo y mitad agua)
  • aceite, sal, azafrán y pimentón.

Elaboración:

1).- En una cazuela plana ponemos 4 o 5 cucharadas de aceite a calentar y después incorporamos la cebolla y los pimientos bien picados; a los dos minutos añadimos, también picados, los 2 dientes de ajo y dejamos que se rehogue todo.

2).- Una vez hecho el sofrito, echamos el arroz y le damos unas vueltas hasta que se empape bien; incorporamos los garbanzos, las hebras de azafrán y el pimentón; regamos con caldo o agua (nosotros 1/2 caldo de pescado y 1/2 de agua) y dejamos cocer, a fuego lento, durante 12 minutos

3).- Pasados los 12 minutos, añadimos la pasta y el bacalao y dejamos hervir unos 8 minutos más; apagamos el fuego, que repose un rato y ya se puede comer.

Espero que lo hagáis y que me comentéis como os ha salido.

martes, 2 de diciembre de 2008

Aperitivo de canapés

(Pusoronenito.blogspot.com)

En España, tenemos la sana costumbre de tomar el aperitivo o irnos de tapas.

Si la definición de la Real Academia Española, tapa es cualquier porción de alimento sólido capaz de acompañar una bebida, está claro que con un concepto tan amplio y con un poco de imaginación, podemos hacer tal variedad de tapas, como alimentos existen en el mundo.

El hecho de tapear, es una forma de comer diversas porciones de alimentos, más o menos elaborados, bien sean en forma de canapés, tostas y pinchos o en platillos de pequeñas raciones de comida.

Generalmente, el rito del tapeo se suele desarrollar frente a la barra de un bar, junto a un grupo de amigos y algo de beber para acompañar a la tapa. Como en ocasiones esto, como es mi caso, no es posible, pues me he puesto a preparar el aperitivo en casa.


Un aperitivo de canapés


ELABORACIÓN:

Canapé de mejillones en escabeche:

-
Una lata de mejillones en escabeche (mejor de las rías gallegas)
- Un frasco pequeño de mayonesa
- Unas rebanadas de pan (tantas como canapés vayas a hacer)

1).- Untamos las rebanadas de pan con la mayonesa y ponemos encima dos mejillones.


Canapé de ventresca de atún:

-
Una lata de ventresca de atún en aceite.
- Un tomate cortado en rodajas finas
- Cebolla cortada en rodajas casi transparentes
- Un pepinillo, en vinagre, cortado en laminas.

1).- Colocar encima de la rebanada de pan, por este orden, una rodaja de cebolla, otra de tomate, el atún y como adorno una lamina de pepinillo.

Como veréis la elaboración es muy sencilla, se prepara en un momento y se puede disfrutar con un buen vino blanco de Rueda o con una cervecita bien fría.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Pasteles de Belém (Pastéis de Belém)


"Pastéis de Belém" es una receta antiquísima.

Data del siglo XVIII y, al parecer, fue creada por los monjes del convento lisboeta de los Jerónimos, situado en la parroquia de Belém a las afueras de Lisboa.

Al cierre del monasterio (por el año 1.834), como consecuencia de la revolución liberal de 1920, su panadero, de pronto en el paro, decide vender la receta a un empresario portugués de origen brasileño y desde entonces una pastelería llamada "CASA PASTÉIS DE BELÉM" junto al monasterio de los Jerónimos, en la capital lisboeta, se dedica a la elaboración y venta de estos pasteles tan afamados en todo el mundo.

Tanto el nombre como la receta original están registrados y su elaboración no ha sido desvelada. La receta es un secreto muy bien guardado y se supone que solo la conocen 3 o 4 personas en el planeta.

Teniendo en cuenta lo escrito, os voy a proponer elaborar una receta que se aproxime a la que, desde hace años, se realiza en Portugal.

Pasteles de Belém

Ingredientes (para 12 pasteles):

  • 250 ml. de leche
  • Las ralladuras de un limón y una naranja
  • 1 palo de canela
  • 5 yemas de huevo
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 5 cucharadas de las del café de maizena
  • Una cucharadita de azúcar de vainilla
  • 150 ml. de nata
  • 12 tartaletas de masa quebrada o de hojaldre (prefiero hojaldre)


Elaboración:

1).- En un cazo, ponemos la leche a calentar junto con las ralladuras del limón, las de naranja y el palo de canela; cuando empieza a hervir, retiramos y dejamos infusionar hasta que se enfríe. Después quitamos las ralladuras y el palo de canela.

2).- En un bool, mezclamos las yemas de huevo con el azúcar; añadimos la maizena y batimos hasta conseguir una crema fina.

3).- Añadimos esta mezcla a la leche que tenemos en el cazo y ponemos a fuego lento, sin parar de remover hasta conseguir que la crema tome consistencia.

4).- Retiramos el cazo y lo ponemos encima de un paño mojado.

5).- Echamos la cucharadita de azúcar de vainilla y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

6).- Una vez enfriada la crema, incorporamos la nata y lo mezclamos bien.

7).- Rellenamos las tartaletas de esta crema y metemos al horno, en posición de "grill", durante 6 minutos a temperatura de 200º.

8).- Cuando hayan cogido un poco de color, sacamos de horno, espolvoreamos de canela y azúcar y a probarlos.

Como la receta es un secreto muy bien guardado y no tenemos acceso a ella, esta versión que es una recopilación de recetas aproximadas, ha sido todo un éxito entre mis invitados y por lo tanto, tendré que repetir.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Fabada asturiana




Como ya sabréis la mayoría, la fabada es el plato más internacional de la cocina de Asturias (España).

Hoy como hace mucho frío y este es un plato contundente y calórico, me voy a poner manos a la obra y a ver si consigo entrar en calor.
La receta es muy sencilla y solamente requiere productos de primera calidad, tiempo y ponerle mucho cariño.

Fabada asturiana


Ingredientes (para 4 personas):

  • 6oo g. de fabes (judías de la granja o de las del cura)
  • 1 cebolla, dos dientes de ajo y un ramillete de perejil
  • 1 compango (1 trozo de lacón, otro de tocino, una punta de jamón, 2 chorizos y 2 morcillas asturianos)
  • Unas hebras de azafrán y sal.


ELABORACIÓN:


1).- Ponemos a remojo, en agua fría, las judías durante la noche anterior (mínimo 12 horas)

2).- A la mañana siguiente se colocan las fabes (judías) en una olla con agua fría y dejamos que den un primer hervor. A continuación quitamos la espuma.

3).- Después añadimos la cebolla, partida en dos, los dientes de ajo, el perejil y el compango ( lacón, tocino, la punta de jamón,los chorizos y las morcillas) bajamos el fuego y dejamos cocer lentamente,cuidando que las fabes estén siempre cubiertas de agua para que no se rompan. Como se van secando, iremos cubriendo con agua fría, en pequeñas cantidades, para cortar el hervor y dejamos que sigan cociendo despacio.

4).- A media cocción, incorporamos el azafrán y rectificamos de sal ( hay que tener en cuenta el compango ya incorpora sal al guiso)

5).-Dejamos cocer lentamente hasta que estén tiernas (3 horas aproximadamente) y antes de servir dejamos reposar un buen rato (considerar que este plato está mejor al día siguiente)

6).- A continuación cortaremos en trozos los embutidos y la carne y serviremos en una legumbrera junto con las fabes.


Como ya os anticipaba, el secreto de este plato tan sencillo, está en las calidades de los productos y en el tiempo de cocción para que las fabes queden enteras y mantecosas al mismo tiempo.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Crema de repollo con chorizo


(Pusoronenito.blogspot.com)


La receta que propongo, es una variante del repollo con chorizo que utilizamos cuando hacemos algún tipo de cocido.


He querido que el repollo y parte del chorizo, junto con otros ingredientes, fueran como un tipo de puré o si se quiere, como una sopa espesa.



Como el resultado ha sido bueno, publico la receta por si os animáis a hacerla.





Crema de repollo con chorizo




Ingredientes (para 4 personas):


  • 1/2 repollo

  • 1 puerro

  • 1 cebolla

  • 2 dientes de ajo

  • 2 chorizos o longanizas (uno es para la presentación del plato)

  • 100g. de tocino

  • 2 patatas

  • 1 litro de caldo de verduras (yo he necesitado añadir un poco más de agua)

  • aceite y sal


Elaboración:



1).- Poner una cazuela con aceite y rehogar la cebolla,el puerro y el ajo picado, hasta que estén transparentes.



2).- Añadir un chorizo y el tocino troceados y dejar que se sofrían.



3).- Mientras tanto, trocear y lavar el repollo.



4).- Incorporar el caldo de verduras a la cazuela y añadir las patatas cortadas en dados y el otro chorizo cortado e 4 trozos iguales; dar un punto de sal y dejar cocer un rato a fuego suave.



5).- Después de un rato, añadir el repollo; dejar cocer entre 20/25 minutos y retirar los 4 trozos de chorizo para presentación y las patatas que deberán estar cocidas en su punto.



6).- Triturar el contenido de la cazuela y pasar por un chino.



7).- Servir, caliente, en plato hondo y presentar con un trozo de chorizo cocido y unos dados de patata.




Hay que probarlo que aunque parezca laborioso, es sencillo de hacer y está muy rico.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

El arte de cortar jamón



Quizás el título es un poco exagerado y más que un arte sea una habilidad que requiere mucho oficio.


Lo cierto es que la importancia de saber cortar un jamón es fundamental y que de un buen o un mal corte, el gusto puede modificarse.


Para conseguir hacer un buen corte, es necesario disponer de las herramientas adecuadas:



  • Cuchillo jamonero (de hoja larga, estrecha, flexible y muy afilada)

  • Cuchillo de hoja ancha (tipo machete)

  • Cuchillo corto y fuerte (tipo puntilla)

  • Un afilador (chaira)

  • Un portajamones o tabla de corte (soporte para fijar la pieza en una posición adecuada para el corte)

Hay que empezar colocando el jamón en el portajamones, con la pezuña hacia arriba, asegurándonos que tiene una buena fijación. Después iremos limpiando la corteza y el tocino que no vayamos a comer y haremos un corte profundo en la caña. Si no se va a consumir en el día, conviene ir limpiando según vayamos necesitando.



Una vez hecha la limpieza y a partir del corte que hicimos en la caña, empezamos a extraer, con el cuchillo jamonero, lonchas de la maza que es la parte más gruesa del jamón. En el caso de que su consumo vaya a ser lento, es preferible empezar el corte por la contramaza. Si fuera así, hay que situar el jamón con la pezuña hacia abajo.


Las lonchas las haremos pequeñas y a ser posible casi transparentes. De esta manera apreciaremos mucho mejor su sabor.


Al llegar al hueso de la cadera, con la puntilla, haremos un corte alrededor de este hueso, para conseguir que las lonchas de esta zona salgan limpias.


Cuando dejemos de cortar, protegeremos el corte con trozos de la corteza y tocino que sacamos al hacer la limpieza, para que la grasa no lo reseque. Después conviene tapar con un trapo de algodón.


Con esto ya tenemos los conocimientos básicos del corte. Ahora toca comprar el jamón y practicar. Si al principio no conseguimos la perfección, no hay que desanimarse. Es cuestión de tiempo.












domingo, 23 de noviembre de 2008

Tartaletas de gambas

(Pusoronenito.blogspot.com)

Ayer antes de comer, quise hacer unos canapés para tomar como aperitivo y conseguí, con lo que tenía más a mano, unas tartaletas de gambas, por llamarlas de alguna manera, puesto que utilicé varios ingredientes que encontré por la despensa.


Tartaletas de gambas


Ingredientes para 4 personas:

- 8 tartaletas compradas en el "super"
- 2 huevos cocidos
- 150g. de gambas o langostinos
- 3 o 4 palitos de cangrejo
- 1/2 cebolla
- 3 quesitos (tipo El Caserío)
- 1 cucharadita de mostaza
- 2 pepinillos en vinagre (muy picados)
- 1/2 limón.

Elaboración:

1).- Cocer los huevos con agua, sal y un chorrito de vinagre, durante 10/11 minutos y después ponerlos en agua fría; pelarlos y picarlos en trocitos pequeños.

2).- Poner los huevos duros picados en un cuenco; añadir los quesitos, la mostaza, el zumo del 1/2 limón (solo se precisa una cucharada), la cebolla, los palitos de cangrejo y los pepinillos picados, las colas de gamba troceadas y a continuación trabajar muy bien la mezcla hasta que se haga homogénea.

3).- Rellenar las tartaletas con esta mezcla y adornar esparciendo por encima lo que queráis. Yo utilicé aceitunas rellenas de pimiento, cortadas por la mitad, pero también se puede espolvorear con perejil, con unas nueces picadas etc.. etc..

Animaros y hacerlas pues son muy fáciles de elaborar y merecen la pena.

martes, 18 de noviembre de 2008

Pollo con salsa de limón

(Pusoronenito.blogspot.com)

Revolviendo entre mis papeles, he recuperado una receta que hace ya mucho tiempo que no hago.

La receta en cuestión me la pasó un compañero de trabajo y recuerdo que cuando la hice para mi familia, fue todo un éxito.

De este tipo, “pollo al o con limón ”, existen muchas recetas y posiblemente mejores que la que propongo.

De todas formas, esta receta con un toque personal de mi cosecha, resulta diferente y está realmente rica.


Pollo con salsa de limón


Ingredientes para 4 personas:

- 4 cuartos traseros de pollo (separar muslo y contra-muslo)
- 1 vaso de vino blanco
- 5 cucharadas de aceite
- 1 tetrabrik de nata (200 ml)
- 1 cebolla
- 1 limón
- sal, pimienta y un poco de nuez moscada.


Elaboración:

1).-Trocear los cuartos de pollo y salpimentar al gusto.

2).-Poner en una cazuela el aceite y pasar el pollo para sellarlo.

3).-Una vez sellado, añadir la cebolla picada, el vino y el zumo de limón, cocerlo a fuego medio hasta que este tierno.

4).-Poner la nata en un cazo, sazonarla con sal, pimienta y nuez moscada y cocerla a fuego suave durante 15 minutos removiendo de vez en cuando.

5).-Después retirar el pollo de la cazuela y reducir el jugo de la cocción a fuego vivo, para pasarlo por la batidora hasta conseguir una crema fina.

6).-Esta crema se mezcla con la nata y un poco de ralladura
de limón y se vierte por encima del pollo. Antes de verter la salsa, es conveniente gratinar un poco el pollo para conseguir un color más dorado.

Espero que intentéis hacerla y que consigáis el resultado esperado.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Algo sobre el Jamón


Quien nos iba a decir que aquella pata de cerdo que comenzó a curarse para “tener cuando no hay”, se haya convertido hoy, por obra y gracia de los humanos, en una joya de nuestra gastronomía.

No hay duda de que nuestros jamones serranos, ya sean de “pata negra” o de cerdo blanco, tienen todos su encanto. Aunque los que proceden de cerdo ibérico presumen de una mayor calidad.

Existe una discusión gastronómica sobre el origen del cerdo ibérico. Todos quieren situarlo en su entorno más próximo.

Lo que parece cierto es que se trata de una raza oriunda de la Península Ibérica (España y Portugal), procedente de una raza semi-silvestre emparentada con el jabalí y que, criada en régimen de pastoreo y una alimentación peculiar, dio lugar a los ejemplares con los que actualmente se elaboran los mejores jamones del mundo y otras chacinas, de excelentes calidades.

Ciertas características de la crianza y cura de los perniles, recomiendan lugares serranos como la Sierra de Aracena cuna del mítico Jabugo, que dio pié a la, también, mítica expresión “Pata Negra”, en clara alusión al color de la pezuña, aunque al parecer, nada tiene que ver el color del cerdo con que éste sea ibérico o no. Existen cerdos de color y pezuñas negras que no son de raza ibérica.

Las zonas más destacadas por su producción y calidad son Jabugo, Aracena, Cortegana (Huelva), Guijuelo, Candelario (Salamanca), Montanchez, Frenegal de la Sierra, Jerez de los Caballeros (Extremadura), Los Pedroches (Córdoba) y los que se elaboran, de cerdo blanco, en Teruel y en Trevélez (Granada)

Para obtener jamones de buena calidad, es recomendable utilizar perniles de cerdo de raza ibérica o Landrace, según sean para jamones de “pata negra” o de cerdo blanco. También una cuidada alimentación del animal y un periodo de curación óptimo y suficiente, son factores determinantes.
Teniendo en cuenta esos determinantes, los jamones ibéricos se clasifican en de BELLOTA (alimentado exclusivamente, en régimen de montanera, de bellotas y pastos naturales), RECEBO (Alimentado con bellotas, pastos y piensos) y CEBO (alimentado con pastos naturales y piensos) Ni que decir tiene las diferencias de sabores y precios que existen entre ellos y que el de BELLOTA es el mejor en sabor y el más caro en el mercado.

Para el consumidor elegir un buen jamón es un tanto difícil, pues por su apariencia exterior es muy complicado saber si el cerdo ha comido bellota o no. Lo recomendable es o acudir a un vendedor de mucha confianza (a veces se han vendido jamones con la pata pintada, sin que éstos fueran de cerdo ibérico) o, lo que es más seguro y es lo yo recomiendo, decidirse por una de las “Denominaciones de Origen” que son las que verdaderamente amparan la producción, elaboración y transformación de estas excelentes joyas gastronómicas.

Aunque con el jamón concurren innumerables recetas de cocina, en mi opinión, la mejor manera de degustarlo es en tapas, una vez cortado en lonchas muy finas y de un tamaño que no supere el de nuestra lengua.

Sobre el arte de cortar jamón, se hablará otro día.